jueves, 3 de enero de 2008

Dicha y desdicha


Mi dicha es mirarte
Mi desdicha, sin que tú me veas.

Mi dicha es pensarte
Mi desdicha, sin que tú me pienses.

Mi dicha es quererte
Mi desdicha, sin que tú me quieras.

Pero al fin y al cabo
Mi verdadera dicha
Es que tú me olvides,
Pero mi verdadera desdicha
Es no poder olvidarte.

2 comentarios:

Na dijo...

Cuña la verdad que sos un grande!!!
Nada que enviadiarle a los grandes autores... NADA!!
Te felicito ;)

Sibyla dijo...

Daniel, enhorabuena por tu recién estrenado blog, me gusta el arte y la literatura, y cómo no la poesía!
Con ella podemos expresar las penas del alma, del desamor...
Muy bello poema el que nos has dejado.
Hasta pronto!
Saludos!