domingo, 22 de mayo de 2011

Ayer la ví


Sí, que ayer la ví
No sé si estuvimos juntos
O si sólo fue un sueño transparente.
Yo sentado en el banco de una plaza
Ella detrás de mi con su abrazo a media asta
Yo tan amigo de las palabras y esta vez
Digamos que en silencio...
Ella con su mentón en mi hombro
Yo inmóvil, irreal y agradecido
Y ella tan intacta como siempre
Con su sonrisa y sus labios
Y sus ojos…
Una vertiente de belleza inmaculada
Derramada en mi pecho por completo
Tan pura e intacta y cristalina
Y yo irreal y tan creyente.



7 comentarios:

medianoche dijo...

Hola Daniel, es precioso este poema donde se ve imaginariamente la luz entre los dos.

Besos

Ev dijo...

Amamos a los fantasmas.

mareada* dijo...

precioso dani

Pilar dijo...

Y si no estaba ¿que importa?
Ayer la ví.


Precioso

Yemaya dijo...

Esos momentos son hermosos, en los que amamos mirándonos y con gestos, donde no hacen falta las palabras, porque los dos al mirarnos sabemos lo que fluye por dentro.
Seguro estaba y no fué un sueño.
Besos y susurros muy suavecitos
Gracias por todas tus hermosas palabras en mi orilla, me encanta que estés.

Qyмεяa dijo...

si el amor fuese una religión
tú serías mi mesías !!!

te dejo besos enormes, besos llenos, besos creyentes.

A veces Eau, a veces Euria, siempre Idoia dijo...

Si tus ojos la vieron seguro que ella estaba...sin duda.
Besos