viernes, 12 de agosto de 2011

De pronto




Esa nostalgia que se asoma
Se trepa por mis huesos
Con sus rasgos de humedad
Como un frío que quema mi carne
Como el verdín que sube por los árboles
Que a veces creo que lloran savia por su angustia
Como el último grito de humo
De un tren en agonía
Despidiendo una estación
En un silencio mudo
Y repleto de palabras
Como la tierra ahogada en la lluvia
Y ahí me quedo… Inmóvil con el rostro al viento
Las manos en los bolsillos, sin fuerzas
Y vacío…viendo las olas superficiales
De esas aguas tan quietas.








20 comentarios:

Alma Mateos Taborda dijo...

Hermoso y visceral poema. Escrito con calidad y buen estilo. ¡Felicitaciones! Un abrazo.

Belkis dijo...

Cuanto más vacia el alma, más pesa. Muy buen poema Daniel.
Te dejo un abrazo

Oréadas dijo...

La nostalgia demasiadas veces la voz de los poemas.
Pero que bello Daniel, nos describes esa sensación.
Un besito :-)

Azul Profundo dijo...

hermoso! me encanto! :)

Coeli dijo...

La nostalgia viene y se va... ojalá pronto ya no este.

Un abrazo desde otra luna

♥Ro♥ dijo...

Cuando la nostalgia esta inundada de dolor, es muy pesada. Pero si esa nostalgia no es mas que el recuerdo de momentos felices, hay que tratar de celebrarlos, asi, tan nuestros que seràn por la eternidad ùnicos e irrepetibles.


Placer volver a leerte

Besos♥

TAMIA dijo...

Uffff todo expuesto los sentimientos..yo fijo me pierdo en todo esto..Buen Blog !!

Al dijo...

profundo y bello...

Diana Ƹ̴Ӂ̴Ʒ dijo...

Cuando la nostalgia nos asecha todo cambia y entramos en un trance aislado, desierto, hostil y perdido, difícil de entender, pero no imposible de salir.

Saludos poeta!

Diana

Noelia dijo...

Conozco esa sensación de ahogo, espero que el tiempo tedioso a veces lo sana todo, rodearnos de lo que más nos gusta para no caer en lo imposble.
El presete es un regalo vivo en constante juego.

Precioso poema Dani. Muchos besos.

Zeida Bermúdez dijo...

Fue mágico, pero siento que esa palabra es poco...No encuentro la perfecta ¡vaya dilema!. Mis humildes felicitaciones, te sigo

Mamen dijo...

"DE PRONTO" entro en tu blog y me encuentro con este precioso poema, cuyos versos, llenos de melancólica belleza, me atrapan y cautivan sin remedio.

Enhorabuena, Dani, es simplemente magnífico.

Mil besos y un abrazo aterno.

Gala dijo...

Que dificil es superar la nostalgia.
Que bellos versos, me gusta tu decir...
Al contrario del tren que narras,que pasa despidiendose ...con tu permiso, me quedo...

He leido otras creaciones tuyas, y me gustó tu sensibilidad en las palabras...

Un abrazo.

Humberto Dib dijo...

Un poema potente, la nostalgia es terrible, pero nos ha dado mucha letra a los escritores.
Un abrazo.
HD

Dinora dijo...

Es una espera, entre la nostalgia y el silencio, hay un camino que no se ve, pero que aguarda tus pasos

Algo así me murmura tu poesía

Saludos! ^_^

Alas de Mariposa dijo...

Dr pronto yo tambien lo extraño...

A veces Eau, a veces Euria, siempre Idoia dijo...

Muy bello Daniel. De pronto me quedé sin palabras.
besos

Qyмεяa dijo...

Nostalgia
Melancolía

graves enfermedades
que solas se curan y se enferman
a solas con las manos escondidas, con la cara agrietándose, los labios sin palabra alguna que decir

conozco ese maléfico momento
y quisiera, acompañarte en tu pórtico con una botella de tequila
hasta que el sol salga, no para olvidar, sino para re-editar

quisiera ser tu alma gemela que puedas ver y escuchar . . . con la cual te darías cuenta que las olas superficiales no tienen más sentido y con la cuál navegarías hacia el sedimento

Ser tu compañía de códigos binarios al menos cuando me recuerdes, pediría de deseo esta noche a la primera estrella que se cruce.

Música en el Viento dijo...

Wow mira quien lo dice, vos si que escribes lindo, me gusta tu blog y me quedaré leyendo.

Saludos,

L.

Sabina dijo...

La nostalgia siempre se asoma... es igual que su compañera la tristeza. Ambas son como las plantas, crecen con fuerza ocupando todos los espacios y echando raíces en nuestro interior. Pero hay que abrir las ventanas, iluminar los huecos.