sábado, 4 de mayo de 2013

Como la noche...




Misteriosa apareciste un día
A veinte pasos delante de mí
Como una sombra de cintura ondulante
Que absorbía todo a su paso…


Sobresaliendo entre las siluetas
De otras sombras más sencillas
De árboles jugueteando con la brisa
A bocanada de oxigeno soltaban bostezos

Tan noctámbula como la noche misma
Con un silencio que aturdía el Alma

Dándole muerte en el preciso momento
Que rompió como una ola blanca soleada su sonrisa
Iluminando el piercing que posaba  en su nariz
Como una estrella dentro de otra estrella
Tan brillante que nunca supe de que hablaban sus ojos

Palabras que van más allá del horizonte
Palabras que van en el viento atravesando pupilas

Adivino tu edad me dijo
Con un margen de error  de mil noventa y cinco noches
No sé si me ha creído…
Mientras yo siempre dudé de la suya
Con un margen de error de setecientas treinta noches
Pero que le he creído.

Se marchó de repente casi sin saber nuestros nombres
Con un quizás  algún día nos veamos de nuevo

Tajante en la noche se fue…
Precisamente  en el mismo sitio
De donde salió de las sombras
Dejando olvidadas sin darse cuenta
Estas líneas que hoy escribo

Tan misteriosa y pura a la vez…
Desde aquella noche la busco entre las sombras
Mientras me pregunto si habrá sido cierta
Si habrá venido por mi o si yo habré ido por ella

Para mi era ella  a la hora y momento indicado
Para ella quien sabe que he sido…

Demasiado real para haber sido cierta...
                              
                                                  
                                                                                  
                                                                     Dani..









4 comentarios:

A veces Eau, a veces Euria, parfois Idoia dijo...

Hay instantes efímeros que permanecen en el recuerdo como un espejismo de la memoria.
Besos

Hanna Xesco dijo...

Sensaciones que no olvidarán ni vos ni ella...
Qué lindo escribís!! besos

Rembrandt dijo...

Lo bueno si breve, dos veces bueno, son cosas que suelen suceder y que por alguna razón quedan en nosotros para siempre.

Como la noche.... como siempre, bello.

Besos y buen finde Dani
REM

adriana maria patiño bustamante dijo...

misteriosa y poderosa aparición fugaz!, que nos marca para siempre dándole esa importancia ,que de pronto no se merece,pero que aun así continúan hay con tanta fuerza,que es imposible arrancarnos ese sentimiento del corazón,y que aunque desaparezca en la noche,a dejado una huella imborrable, como esos sueños k no se olvidan.

dani k sentimiento tan profundo,me gusto!abrazos tu amiga adriana