domingo, 6 de julio de 2014

En el andén del olvido





Alejarme de aquí sería extrañar por las mañanas

El canto de las aves

Como lágrimas en los ojos

Entre la niebla de un olvido

Como palpar los fuertes vientos en sus márgenes

Fingir caminar erguido y a contraluz

Ir cerrando las persianas de mis ojos…

Para que no escapes en mis lágrimas

Y tus dedos que caen a mi memoria

Estampillados en mis labios…

Y a viva voz mejor no decir nada

Amar es callar hasta donde duele!!!

Palabras adormecidas en la garganta

Y aún así querer volar

Palabras como imágenes que se quedan anidadas

Que raspan sin querer las cascaritas a las heridas

Se aproxima ondulante la tormenta

Refusilos luminosos de tus ojos

Que se clavan como esquirlas en el pecho

Y tus labios como ángulos tan agudos en mis recuerdos

Y los graves de tus besos tan sencillos en los solos de guitarra

Contemporáneos en mi alma

-Llanto mudo-

Como ese bondi que me deja en  madrugada

Solitario en una esquina

En un crudo invierno intercalado

Como un tren a vapor entre la niebla

Soplando aliento a mis manos

Y alejándose como un olvido

De estación que no termina…


                                                                     Dani..

11 comentarios:

Vivian dijo...

Si todo eso significa, entonces no te alejes.
Qué desoladora esa imagen cuando el bondi se va (y no cantan ni los grillos)
Bonitos versos.
Saludos

Marian. dijo...

Si decides alejarte,
convirtiéndote en pasajero,de ese tren que imparable,viaja hacia el olvido...
Se secarán las rosas de ese Invierno,que aún no han conocido su latido.
Si decides alejarte,
formando parte de la niebla en la madrugada,
Los acantilados perderán su vértigo,allanándose mientras se apagan,de la noche sus gemidos.
Precioso poema Daniel.
Un abrazo inmenso y un beso,como siempre,desde el otro lado del mar.

elisa lichazul dijo...

a veces uno es el tren otras la estación, la vía es lo que une todo y le da sentido ... la vida vía

saludos

elisa lichazul dijo...

gracias por tu huella
buena semana
:D

Pablo Romero dijo...

Una belleza. Abrazo

Hanna Xesco dijo...

Delicisos sentimientos,
Preciosos versos Daniel. beso

Daniela Fernández dijo...

Tantas veces son necesarios los andenes del olvido para hacer memoria, y tantas otras para nacer belleza y poesía... gracias por la belleza de los versos

Darilea dijo...

Que no anide el olvido si su llegada hiere más que la sal en la herida.
Besitos Daniel y preciosos tus versos.

Alas de Mariposa dijo...

Por ahi mismo ando...

Bello

Libelula

Armando dijo...

Un afectuoso saludo.

calmA dijo...

Siempre caminamos entre raíles...

Precioso Daniel